The Fleshtones: Probablemente, la Banda más Divertida del Planeta

Así se define este grupo, leyenda viva del garage rock, que lleva más de 30 años en activo y que recaló en nuesta ciudad para ofrecer el concierto que tuvo lugar el pasado Domingo 20 de Enero en Le Bukowsky (Egia). The Fleshtones se formaron a finales de los años 70 en NY y debutaron en el famoso club neoyorkino CBGB en 1976. En los primeros años del punk y el new wave, la formación de rock&roll garagero tuvo ciertos problemas para hacerse con una discográfica, por lo que no publicaron su primer disco “Roman Gods” hasta el 82. La falta de éxito comercial les ha llevado a saltar de sello en sello durante estos 30 años. Aún así, tienen a sus espaldas, nada más y nada menos, que 18 álbumes.

A las 21h, y con una sala a reventar, se presentaron Peter Zaremba y los suyos, abriéndose camino entre el público, con los instrumentos a cuestas, para subirse al entarimado y dar comienzo a uno de los conciertos más divertidos y alocados que se hayan podido presenciar en ese escenario.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En algo más de una hora demostraron que siguen teniendo uno de los mejores y más frenéticos directos del momento, dando buena cuenta de hits como “I am What I Am”,Pretty, Pretty, Pretty” (“Beachhead” 2005), “No Tengo Dinero”, de su último EP “Quatro x Quatro” (2012); el clásico “The Girl from Baltimore” (“Up-Front” 1980); una maravillosa “I Can´t Hide” (“Brooklyn Sound Solution” 2011) o la mítica “Alright” de The Searchers, incluida en “Do you Swing” (2003), que pusieron a bailar a todo el público.

Peter Zaremba y Keith Streng fueron pura energía rock&roll, dominando el show como nadie y haciendo gala del mismo entusiasmo y vitalidad que en sus inicios. Consiguieron dejar atónitos a todos bajando del escenario para tocar entre el público en más de una ocasión e, incluso, el propio Peter acabó interpretando uno de los temas subido a la barra del bar, candelabro en mano. Parecía que estuvieran ofreciendo el último concierto de su vida.

El concierto de The Fleshtones fue sinónimo de movimiento de caderas, desmelene, garage, rock&roll, desmadre, juerga, energía, buen humor, locura… y sobre todo de buena música y mejor directo, dejando pequeño el apelativo de cracks para los neoyorkinos.

Texto: Kuxkuxerilla

Fotos: Alain Cazenave

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: