Skye Edwards: Vida Más Allá de Morcheeba

Shirley Klaris Yonavieve Edwards ha tenido dos grandes aciertos en su periplo musical: el primero, juntar las iniciales de su extenso nombre de pila para convertirlo en su denominación artística, Skye Edwards; y el segundo, forjarse una carrera como solista para volver después, tras su inesperada salida, a la banda que la convirtió en una de las voces más valoradas tanto por prensa especializada como por colegas de profesión: Morcheeba. Separada de su camino entre 2003 y 2010, y tras la grabación de la que posiblemente sea su publicación más redonda junto a los hermanos Godfrey (Charango, 2002), tuvo tiempo de editar dos trabajos en solitario, además de colaborar en diferentes proyectos solidarios y profesionales.

Skye Int2

La vuelta al combo abanderado de aquello que se bautizó como trip-hop a principios/mediados de los años noventa, junto a agrupaciones como Portishead o Massive Attack, parecía estar más que cantada tras los estrepitosos fracasos de intento de sustitución de la cantante anglosajona. Con el paso del tiempo, las supuestas diferencias musicales entre Paul y Ross Godfrey, fundadores de la banda, y la propia Edwards, no evidenciaron más que la indisoluble realidad de que la formación carecía de sentido sin su ‘frontgirl’ original y que, esta última, parecía perder su esencia más básica fuera de las creaciones del binomio. Así pues, y tras siete años trabajando al margen de sus excompañeros, Skye Edwards retomaba su andadura al frente de Morcheeba (con un espléndido “Blood Like Lemonade”, 2010) sin renunciar al camino abierto en solitario, que llega hasta día de hoy:

Skye - Mind How You Go (2006)“Mind How You Go” (2006): Lo que para ella hubiera sido la progresión natural de Morcheeba, se convirtió en su primer álbum fuera del grupo inglés. Varias de las canciones compuestas para este trabajo pudieron ser parte del repertorio de su anterior proyecto. Los roces con los hermanos Godfrey lo impidieron, dejando paso a la total libertad y expansión de la vocalista londinense. Como reconoció: “La cuestión no es qué significa este álbum para mi. Sencillamente, este álbum soy yo”. Un logrado debut donde la calidez de Skye convence y acompaña a la perfección los arreglos instrumentales que engrandecen los 11 temas del LP. El coqueteo con la electrónica empieza a ser palpable, aunque sigue predominando el downtempo, las atmósferas sugerentes y el poso melancólico. “Love Show” es claro ejemplo de ello. Ha servido de eficiente single, llegando incluso a promocionarse en series de televisión (Anatomía de Grey) y anuncios publicitarios (Nivea). Su secreto no es otro que tener una gran melodía cantada por una gran voz, que marca la diferencia hacia el último tercio de canción, explayándose en un destacable giro vocal.

“Stop Complaining” tira de loops de batería y teclados como únicos instrumentos que acompañan a la voz para firmar un tema transitorio; “Solitary”, envolvente y evocadora, es una pieza que susurra tensión hasta desembocar en su recurrente estribillo. La guitarra acústica de “Calling” arropa una canción sensual, aunque menor. “What´s Wrong With Me”, primer single del disco, y “No Other” se muestran tan experimentales como etéreas. “Tell Me About Your Day” roza el jazz minimalista para alcanzar dos de los mejores cortes del tracklist: “All the Promises”, dramática y acompañada de acertados arreglos de violín; y “Powerful”, un guiño al “Charango” (2002) de Morcheeba, cuya sección de cuerda catapulta un tema que se haya por encima de la media compositiva de este larga duración. “Say Amen” y “Jamaica Days”, a capella, cierran reafirmando el talento vocal de Edwards. Aunque con reminiscencias de Morcheeba, “Mind How You Go” se despega de su sombra y es tan capaz de mantener sus seguidores como de captar a aquellos que se dejen seducir por la aterciopelada voz de Skye y estén abiertos a los sonidos soft-pop relajados y emocionales.

Skye - Keeping Secrets (2009)“Keeping Secrets” (2009):  El segundo asalto de la británica se presentaba casi de milagro. Los problemas económicos de las dos discográficas que apostaron por editar “Keeping Secrets” desembocaron en quiebra, dejando a la cantante prácticamente con el culo al aire y en busca de una tercera compañía interesada en sacar a la luz su material, que nunca llegó. Skye optó por la autoedición y formó un sello, bajo su propio nombre, para poder dar salida a su nuevo cancionero. En términos generales, y a diferencia de “Mind How You Go”, apuesta en él por un pop mucho más light, donde la herencia trip-hop sigue asomando y el término downtempo cobra más sentido (“I Believe”, “Boo Hoo”, “Clock to Stop”, “Maybe to Spain”).

Su voz, elemento tan característico como clave en su carrera, suena más pausada, estilosa y sofisticada. Cubre las canciones con un refinado manto de oscuridad, que pudiera hacerlas menos accesibles/comerciales, aún desbordando elegancia por los cuatro costados (“Not Broken”, “Monsters, Demons”, “Wrong Alright”, “Exhale”). Pese a todo, tiene desaciertos que podrían presagiar un giro de estilo en su faceta compositiva, alejándose de lo que la mayoría de sus seguidores podrían esperar de ella (“The Shape I´m In”, “Almost Killed Me”).  En definitiva, un precioso álbum abierto a todo oyente, que agradará a los aficionados de Morcheeba en general y a los de su vertiente más suave en particular.

Skye - Back to Know (2012)“Back to Now” (2012): Reciente publicación. Ver enlace.

Escúchala en: Spotify

Texto: Paja&Mosto

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: