Madrugada: Malditos Desconocidos

Si hay una banda que parece no haber existido nunca, a pesar de estar inactiva actualmente es, sin duda, Madrugada. Y no es que presenten endebles argumentos  como para haber sido obviados durante la última década, no. Más bien todo lo contrario: merecidos premios, cinco discos de estudio, más otro en directo, reediciones y diversas recopilaciones avalan la trayectoria de los noruegos que hacen de su depresiva visión del rock y la profunda, a la par que cautivadora voz de su ‘frontman’, Sivert Høyem (elevado al nivel de ‘crooner’ y comparado desde algunos frentes como heredero de Cohen, Cash o Cave) , los máximos exponentes de una propuesta que se ha mantenido fiel a su identidad, alejándose de transitorias modas.

Es a principios de los años 90, en pleno auge de aquello que se llamó ‘grunge’, cuando Robert S. Buras preforma la banda, bajo el nombre de Abbey´s Adoption, junto con el bajista Frode Jacobsen y el baterista John L. Pettersen, en la pequeña población de Stokmarknes (Noruega). A los pocos meses reclutan al propio Høyem y se trasladan a Oslo para probar suerte en una escena local que comenzaba a volcarse, en aquel entonces, en sonidos más cercanos al ‘metal’ extremo. Tras lustros componiendo el grueso de su repertorio y habiendo ya grabado cuatro álbumes, un directo y labrándose cierta reputación en los países nórdicos y, con menor repercusión, en parte de Europa y USA, la tragedia se ceba con ellos: en plena grabación de su último LP, Buras, guitarra en mano, es encontrado muerto en su apartamento por un amigo de la banda.

El mazazo fue terrible para Høyem y los suyos, quienes en un principio tomaron la decisión de no finalizar la grabación por respeto a su guitarrista, a pesar de tener registradas tomas completas de las guitarras de Robert. Finalmente, declinaron la idea en pro de homenajear al mismo como era debido, dando forma a lo que sería su trabajo final antes de su disolución. El 15 de Noviembre de 2008, y tras una gira por varios países, Madrugada daba por cerrado su ciclo vital en un abarrotado concierto en el Oslo Spektrum Arena.

“Industrial Silence” (1999): Álbum debut de la banda que hace escasos años se reeditó con material remasterizado además de incluir varias canciones que se quedaron   fuera del trabajo original y algunos EPs. Desde el primer acorde de “Vocal” es palpable el tono melancólico que acompañará a la formación durante su existencia. Un corte que roza los siete minutos, convertido en todo un clásico, con un Sivert Høyem espléndido de principio a fin, enfatizando o falseando su voz en el momento preciso. Un disco sosegado, rodeado de un aura mística, que coquetea tanto con el ‘rock’ como con el ‘country-rock’,  y que alcanza su punto más álgido en temas como “Strange Color Blue”, “Beautyproof” o el recuperado “The Riverbed”. Aún siendo un disco irregular, marca las bases del sonido Madrugada y deja para la posteridad un buen elenco de íntimas canciones.

“The Nightly Disease” (2001): Segunda publicación para los nórdicos que se vio completada con “The Nightly Disease Vol. II” en su edición especial, abarcando tres temas extra. Gozó de una mayor repercusión, sobretodo en países como Alemania, e incluso captó público de estilos cercanos al ‘gothic’ o al ‘doom’, por su estela oscura y generalizado tono taciturno. El grupo gana empaque en un lanzamiento bastante más guitarrero que su predecesor y en el que Høyem derrocha ya una personalidad vocal aplastante (“The Nightly Disease Part II”, “Lucy One”, “The Frontman”, “We Are Go”), aunque dejando hueco para momentos más livianos (“Step Into This Room and Dance for Me”, “Into Heartbeats”, “Only When You´re Gone”). Su personal e insinuante visión del rock regala cortes preciosos como “Black Mambo”, “Hands Up – I Love You”, “A Deadend Mind” o “Sister”, en un LP que bien encajaría amenizando noches en una humeante taberna, en la que tristes personajes se lamentaran de sus sentimientos más amargos.

“Grit” (2002): Apenas pasaba un año de su última entrega y Madrugada volvía a la carga con un cancionero nuevo. El difuminado zapato de tacón negro de su portada  invitaba a girar las tornas hacia un rock bastante más clásico y que parecía alejarse de la afligida impronta de “The Nightly Disease”, abogando por un tono quizás más festivo (“Ready”, “Seven Seconds”, “Try”). “Proxy” o “Majesty” nos recuerdan que ésta sigue siendo una obra de los de Stokmarknes, aunque menor, por alejarse de las deprimentes atmósferas con las que acostumbraban a aliñar sus grabaciones. Podría ser su peor disco, por no poder competir con el resto de su maravillosa obra.

“The Deep End” (2005): Grandioso LP y memorable año para la banda. Publican su cuarto álbum y su primer directo, convirtiéndose ambas ediciones en las más vendidas en su país ese año, lo que les llevó a ganar varios premios de la crítica nacional. Ya consolidados, ofrecen un tracklist que vuelve por donde solían: melancolía a raudales y tristes composiciones bañadas por la cavernosa voz de Høyem y las evocadoras guitarras de acompañamiento. A destacar el impresionante comienzo marcado por “The Kids Are On High Street”, “On Your Side”, “Hold On to You” y “Stories From the Streets”. Junto con el bloque formado por “Elektro Vacuum”, “Subterranean Sunlight”, “Hard to Come Back” y “Slow Builder” (además de las no menos grandes “Life in the City” y “I´m in Love”, sendos bonus en su edición de lujo) no dejan tregua en un homogéneo trabajo sin desperdicio y del que la formación sale reforzada.

“Madrugada” (2008): Título homónimo para el principio del fin. No existe otro disco con mayor trascendencia en la banda como el que nos ocupa. Su álbum más doloroso tanto por temática, como por la repentina muerte, en plena grabación del mismo, de su guitarrista y fundador Robert S. Buras. Sentido homenaje para él en la que, con el permiso de su antecesora, sea su mejor publicación. Nueve canciones antológicas con esencia 100% Madrugada, que sigue la estela de “The Deep End”, aunque dotado de un desgarro emocional y una calidad compositiva definitiva. Contiene gran parte de los himnos del conjunto y del que sería difícil destacar un tema sin desmerecer otro que valga igualmente la etiqueta de imprescindible. Resulta imposible competir contra pelotazos como “Honey Bee” (visceralmente triste y con unos legendarios coros femeninos intermedios), las guitarreras “Whatever Happened to You?” y “The Hour of the Wolf”, sus desnudas y sentidas “Look Away Lucifer Now” y “Valley of Deception” o la que es, a la postre, su canción por antonomasia: “What´s on Your Mind?”, fiel reflejo de hasta dónde llega el valor creativo de Madrugada y de la profundidad vocal e interpretativa de Sivert Høyem. Reseñar el arrebatador final de esta entrega, casi a modo de ‘hidden track’, que esconde “Our Time Won´t Live That Long”, con una bellísima melodía de piano.

Actualmente Sivert Høyem sigue en activo con su carrera en solitario. Ha editado cuatro álbumes bajo su nombre y uno extra junto a The Volunteers, además de colaborar con diferentes artistas (Ane Brun, Ledfoot…) cediendo su voz a varias de sus canciones. La misma voz con la que cautivó a sus acérrimos seguidores y que nunca obtuvo el reconocimiento mundial que dignamente merece.

Madrugada es ocaso. Es noche; crepúsculo. Es maldición. Incluso tragedia. Es culto por una banda maldita apenas conocida fuera de su país que bien hubiera valido un hueco en un manto de estrellas que pocas veces ha demostrado tanta personalidad y actitud como los noruegos. Durmamos, amemos, bebamos; y que no despierte el día. Vivamos inmersos en una eterna Madrugada.

Escúchalos en Spotify

Texto: Paja&Mosto

Anuncios

Un Comentario

  1. Zenia

    excelente presentación y comentarios, de un grupo desconocido por mi terruño, Uruguay. Gracias por ayudar a conocerlos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: